OPS continúa sus actividades de respuesta después de los huracanes en el Caribe

OPS continúa sus actividades de respuesta después de los huracanes en el Caribe

En coordinación con sus socios, la OPS tiene ahora centros de logística operando en Barbados, Panamá y Antigua, para entregar insumos médicos de emergencia y equipamiento, generadores, contenedores de agua, tabletas de cloro, y otros insumos para reparar los sistemas de agua dañados.

(9/10/2017 – web) Washington, DC, EE.UU.- OPS/OMS – La Organización Panamericana de la Salud (OPS) está enfocando su apoyo a las islas afectadas por los huracanes Irma y María en la entrega rápida de expertos e insumos, en particular para las islas de Anguila, Antigua, Islas Vírgenes Británicas, Dominica, y Turcos y Caicos, según el Departamento de Emergencias en Salud.

En coordinación con sus socios, la OPS tiene ahora centros de logística operando en Barbados, Panamá y Antigua, para entregar insumos médicos de emergencia y equipamiento, generadores, contenedores de agua, tabletas de cloro, y otros insumos para reparar los sistemas de agua dañados.

Además, la OPS está coordinando proyectos de emergencia para cubrir insumos médicos, reestablecer los servicios de salud, y comprar medicamentos esenciales y equipamiento médico, en conjunto con otras agencias de Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales internacionales, militares, y la Agencia de Gerenciamiento de Emergencias y Desastres del Caribe (CDEMA por su sigla en inglés).

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, viajó este miércoles a Dominica para revisar la situación de salud en la isla después del devastador paso del huracán María y elogió a los trabajadores de la salud por su servicio “incluso cuando ellos mismos han sufrido pérdidas”.

La responsabilidad de la OPS es “preparar a los países para hacer frente a emergencias, pero inmediatamente después de un desastre es ayudar con la respuesta, la recuperación y la rehabilitación”, dijo Etienne en una reunión informativa con el primer ministro Roosevelt Skerrit.

El último Informe de Situación de la OPS muestra que de 49 establecimientos de salud, 30 están operando con diferentes grados de daño y 17 instalaciones de nivel clínico no están operativas, mientras que 2.905 personas todavía están en refugios y aún se necesita apoyo para el almacenamiento de combustible, agua y agua para las instalaciones de salud.

Medicamentos y suministros médicos han llegado a Dominica, señaló Etienne, pero todas las vacunas se perdieron cuando los cortes de electricidad interrumpieron la cadena de frío necesaria para mantenerlas seguras. La OPS está trabajando ahora para encontrar financiamiento para la adquisición de nuevas vacunas para Dominica durante un año, y para arreglar la cadena de frío.

El Primer Ministro Skerrit agradeció a la doctora Etienne, diciendo: “la OPS ha sido excepcional en ayudarnos en la racionalización de nuestra situación de salud” y en la compra de medicamentos e insumos. “Estamos profundamente agradecidos a la OPS y abrumados por el compromiso, la preocupación y la diligencia”, agregó.

La Directora de la OPS, oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó la necesidad de asegurarse de que “las personas que sobrevivieron al huracán permanezcan sanas” y llamó a la población a hervir el agua o beber agua embotellada. “Hemos traído unas 60.000 tabletas de purificación de agua. Cada una puede purificar 5 litros de agua, así que también estamos pidiendo a la gente que vaya a las instalaciones de salud para acceder a estas tabletas” y evitar el consumo de agua que puede no ser segura.

“Necesitamos reducir los criaderos de mosquitos, especialmente del Aedes aegypti, que se reproduce en nuestras propias casas. Con esta cantidad de escombros va a ser difícil hacerlo, pero cada jefe de familia tiene que ser responsable de la limpieza en y cerca de su casa”, añadió Etienne. El control de mosquitos está en marcha o previsto para evitar enfermedades como el dengue, zika y chikungunya, y el control de roedores es importante para evitar la leptospirosis y otras enfermedades, señaló.

Las autoridades sanitarias están intensificando la vigilancia de enfermedades como la gastroenteritis, las enfermedades diarreicas y las infecciones respiratorias, y se advierte a las personas que eviten comer alimentos que se han estropeado o de beber agua que no han sido tratada.

Los desafíos en agua y saneamiento incluyen expandir la distribución de agua a todos los refugios y al resto del país, para evitar el riesgo de desbordes de aguas residuales con la reanudación de las tuberías en Roseau, y para reanudar el sistema de gestión de desechos, según el reporte de situación de la OPS.

Fuente/Foto: OPS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply

Opinión


330x2801

Últimas Noticias

Deportes