El retorno del estancamiento financiero

El retorno del estancamiento financiero

En Francia, €1.7 mil millones están ahora invertidos en la red de fondos denominados en euros para salarios por debajo de la inflación.

(13/Mar/2019 – web) por: Igor de Maack, gestor de fondos de DNCA, filial de Natixis IM – Londres.- Con los anuncios más recientes del BCE, los diferenciales soberanos alemanes a 10 años se acercan peligrosamente a cero. Las economías europeas parecen haber empezado una zambullida hacia la “japonización” y, en consecuencia, un estancamiento financiero. Por tanto, el tenedor de bonos soberanos deberá jugar un papel en la tendencia hacia la redistribución de la riqueza iniciada por los gobiernos bajo presión de los partidos populistas o bajo la amenaza de movimientos pre insurgentes.

En Francia, €1.7 mil millones están ahora invertidos en la red de fondos denominados en euros para salarios por debajo de la inflación. La mayoría de las inversiones en estos productos se canalizan hacia bonos gubernamentales (particularmente franceses).

Dichos instrumentos tienen sus virtudes, particularmente cuando las tasas han aumentado, pero también porque son un substituto de productos del mercado de dinero que actualmente no están generando rendimientos y acumulan una garantía de capital que está consagrada de acuerdo a la ley (aunque esto podría cambiar…). De todos modos, podríamos preguntarnos acerca del futuro de un sistema de ahorros que verdaderamente sirva para financiar a un gobierno empobrecido que convierta a los ingresos en la piedra angular del destino de la generación de un patrimonio nacional. Una ocurrencia financiera esquizofrénica y patriótica… más que lo anterior, el comportamiento del inversionista francés va en desacuerdo con la opinión generalizada de quienes tienen el poder.

El Mercado bursátil actual es, por tanto, la primera víctima de esta tendencia hacia el pánico financiero. Indudablemente, es con razón alarmante para los inversionistas tener que enfrentarse a los atrincheradas, o incluso extremas, opiniones de Donald Trump y Xi Jinping. Sin embargo, la economía global continuó creciendo y la amplia mayoría de las empresas, al momento de reportar sus resultados anuales, no están mencionando para nada una inminente recesión.

Los franceses, y más en general, los europeos, con $3.1 mil millones de dólares retirados esta semana de la renta variable europea, por tanto, han tenido que despedirse de los mercados bursátiles por el momento. La ironía histórica es que, como probablemente recordarán, fue un 5 de marzo de 1886 que uno de sus compatriotas, el anarquista Charles Gallo, intentó volar el Palacio de Brongniart, sede de la bolsa de valores francesa, un templo nacional del capitalismo, con la ayuda de una bomba casera.

image001

Igor de Maack, gestor de fondos de DNCA, filial de Natixis IM

Vía CarralSierra

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply