Panamá logró la mayor tasa de crecimiento de la región centroamericana en 2017

Panamá logró la mayor tasa de crecimiento de la región centroamericana en 2017

Los países de la región deben mejorar su capital humano para aumentar la productividad y hacer el crecimiento más inclusivo.

  • Panamá sigue siendo la economía más dinámica de la región, logrando una reducción de la pobreza de 16% en 10 años. Sin embargo, la pobreza pudo haber disminuido más dado el alto crecimiento.

(28/6/2018 – web) Panamá.- Panamá logró una tasa de crecimiento de 5.3% en 2017, la más alta de la región centroamericana. Si bien su alto crecimiento redujo la pobreza en más de 16 puntos porcentuales en los últimos 10 años, el crecimiento pudo traducirse en una reducción aún mayor e, igualmente, en una disminución de la desigualdad. Esta es una de las conclusiones del reporte macroeconómico para Centroamérica y República Dominicana (CARD) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Crecimiento inclusivo: retos y oportunidades para Centroamérica y República Dominicana, que analiza la situación actual de los países en educación, salud, informalidad y el vínculo entre capital humano y crecimiento, y examina potenciales fuentes de crecimiento económico.

El reporte, presentado por el BID y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), destaca que Panamá tiene una ventana de oportunidad para impulsar mejoras en calidad de educación para sostener las altas tasas de crecimiento económico y hacerlo más inclusivo. Además, analiza el ciclo financiero, resaltando la sincronización entre los países de la región centroamericana a una serie de variables, como el crédito, la actividad económica y la actividad de socios comerciales.

“La importante relación de Panamá con el sector externo le permitió beneficiarse de un contexto internacional favorable”, indicó Jordi Prat, economista principal del Departamento de Países de Centroamérica, Haití, México, Panamá y la República Dominicana del BID. “Al mismo tiempo, es necesario examinar la agenda de política económica, a fin de determinar las áreas donde el país tiene espacio para potenciar un crecimiento económico más inclusivo”.

El crecimiento económico de Centroamérica y República Dominicana tuvo una tendencia positiva en 2017, con una expansión de 3,8%, mientras que Panamá superó los 5,3%. A pesar de este dinamismo, preocupa su carácter poco inclusivo, en vista de la poca capacidad para mejorar la distribución del ingreso y disminuir la pobreza en muchos países de la región. Entender cómo los beneficios del crecimiento económico pueden llegar al mayor número de personas es el motivo principal de este reporte. El mismo resalta la necesidad de fortalecer la acumulación de capital humano, de integrarse con otros socios comerciales, así como de generar espacios para la toma de decisiones políticas en un entorno altamente incierto. Esta incertidumbre se asocia a riesgos en variables claves en el entorno internacional, como el precio de materias primas, la dirección de la política comercial de Estados Unidos o las tasas de interés.

“El destacado crecimiento económico de Panamá también se ha reflejado en la disminución de los índices de pobreza y pobreza extrema en comparación a los países de América Latina. Aún tenemos importantes retos para lograr una mayor inclusión, pero apostamos a una mejor focalización de proyectos y programas públicos dirigidos a la población más vulnerable, con el fin de reducir la brecha de la desigualdad”, dijo el viceministro de Economía de Panamá, Gustavo Valderrama.

El Gobierno Nacional está tomando las acciones necesarias para que Panamá continúe generando oportunidades de negocios, mantenga estabilidad macroeconómica e impulse un desarrollo sostenido tanto en materia económica como humana, agregó el viceministro panameño.

El reporte también explora cómo el proceso de internacionalización de la banca en los países de CARD ha implicado una mayor convergencia de ciclos económicos, lo cual tiene beneficios, pero conlleva riesgos de materializarse choques negativos.

El análisis plantea ser un punto de referencia para que los actores de cada país examinen las opciones de política para lograr que el crecimiento económico más inclusivo.

Acerca del BID

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

Vía IADB

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply