Bebés prematuros: riesgos y preocupaciones

Bebés prematuros: riesgos y preocupaciones

La lactancia materna es de vital importancia. Está demostrado que la leche materna provee seguridad incrementando la inmunidad en estos niños y reduciendo el riesgo de padecer infecciones respiratorias, así como su gravedad.

(27/Nov/2019 – web) Panamá.- La Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó el Día Mundial de la Prematuridad 2019, bajo el tema global “Nacido demasiado pronto: brindando la atención adecuada, en el momento adecuado, en el lugar correcto”.  Se busca crear conciencia sobre los desafíos y la carga del parto prematuro a nivel mundial.

Se considera un nacimiento prematuro a todo niño que nace antes de completar 37 semanas de gestación. Debido a que nacen muy pronto, pueden presentar dificultades en el momento de su nacimiento como también en sus primeras semanas de vida, ya que sus órganos no tuvieron el tiempo suficiente para madurar y desarrollar su función para adaptarse a la vida extrauterina.

Esto conlleva a un alto riesgo de desarrollar alteraciones en el neurodesarrollo, así como secuelas respiratorias crónicas (Displasia Broncopulmonar).  Una de las preocupaciones principales de la comunidad médica y padres de familia que atienden estos niños, es el virus sincitial respiratorio (VSR), que es el responsable en nuestro país del 70% de los casos de Bronquiolitis.  Este virus constituye una grave amenaza para este grupo de alto riesgo como lo son los bebés muy prematuros y es el agente viral más frecuente que causa graves infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores (ITRI). Aproximadamente 1-3% de los casos de bronquiolitis requiere hospitalización y la mortalidad oscila entre 0,2 y 1% de los ingresos hospitalares.

La infección primaria ocurre generalmente durante los primeros 2 años de vida, especialmente en el inicio de la temporada del VSR que en nuestro país se extiende en la época lluviosa del mes de mayo a diciembre. En un metaanálisis realizado sobre la epidemiología del VSR en América Latina, a los 2 años de edad, alrededor del 95% de los niños han sido infectados con el virus y el porcentaje de causalidad por este padecimiento en recién nacidos hospitalizados fue del 40,9%. En dicho análisis se evidencia que la enfermedad puede ser más prolongada y severa en lactantes con comorbilidades significativas (cardiopatías y enfermedad pulmonar crónica) así como en los recién nacidos extremadamente prematuros.

La prevención del virus sincitial respiratorio puede lograrse con algunas simples medidas como lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón frotándolas durante por lo menos 20 segundos; usar mascarillas y limitar la exposición de su bebé a aglomeraciones, a otros niños de edad escolar y personas resfriadas. También eliminando los gérmenes desinfectando los objetos y superficies de su hogar.

La lactancia materna es de vital importancia. Está demostrado que la leche materna provee seguridad incrementando la inmunidad en estos niños y reduciendo el riesgo de padecer infecciones respiratorias, así como su gravedad.  Se ha recomendado en algunos casos inmunizar durante la temporada de VSR a los bebes prematuros de alto riesgo con los anticuerpos específicos contra el VSR y asi evitar la enfermedad y las hospitalizaciones.

Vía Komunika Latam

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply