Comunicación clara y en lenguaje sencillo es la clave para hablar con la población infanto-juvenil en tiempos de cuarentena

Comunicación clara y en lenguaje sencillo es la clave para hablar con la población infanto-juvenil en tiempos de cuarentena

El especialista del IPHE, fue enfático al señalar que, específicamente en el caso de los niños con discapacidad, se les debe hablar en un lenguaje sencillo y claro sobre la enfermedad Covid-19.

(29/May/2020 – web) Panamá.-En este momento de confinamiento por el Covid-19, es importante tomar en cuenta la educación que le damos a nuestros niños y niñas en casa, porque las dificultades que vive el adulto, se hacen extensivas a los hijos en el hogar, razón por la cual hay que proteger la salud mental en la población infanto-juvenil con discapacidad y su adaptación a la nueva normalidad, explicó el doctor Luis Trejos, paidosiquiatra del Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE).

El especialista del IPHE, fue enfático al señalar que, específicamente en el caso de los niños con discapacidad, se les debe hablar en un lenguaje sencillo y claro sobre la enfermedad Covid-19, que en estos momentos se está viviendo en Panamá y en el mundo, explicándoles que es una infección que se puede adquirir en la comunidad y reiterándoles la importancia de tomar las medidas sanitarias, tales como: quedarse en casa, lavado de manos constantemente y el uso de mascarillas.

“Depende mucho de la edad del niño o joven a la hora de explicarles. Cuando hablamos de salud mental en la población infanto-juvenil con discapacidad, lo primero que hay que contemplar es que el término “salud mental”, comprende un bienestar integral, por lo que se necesita una comunicación clara, no solamente basada en palabras, sino acompañada de imágenes”, detalló el galeno.

“Cuando hablamos del termino discapacidad, hay que tener en cuenta que hay diversos tipos de condiciones o trastornos, entre ellos, motora, visual, sensorial y el Trastorno del Espectro Autista (TEA). Lo importante es apoyarlos a manejar los cambios, porque estas situaciones de cambios son estresantes y producen ansiedad y tristeza, tanto para el adulto como para la población infanto-juvenil”, afirmó el doctor Luis Trejos.

El paidosiquiatra institucional enfatizó, que en este periodo de confinamiento el tipo de consulta que más ha atendido es referente a niños y jóvenes con TEA, ya que se trata de una condición de carácter sensorial y se les dificulta aceptar tanto el uso de las mascarillas, como el encierro por la cuarentena como tal.

“Hemos recomendado el uso progresivo de las mascarillas en casa para guiar a estos niños y jóvenes con TEA. Primero recomendando que los padres la usen al menos unos 15 minutos en el hogar, para que ellos vean y puedan imitar. Así como el lavado de manos, el cual recomendamos esté asociado a actividades lúdicas, para que sea más divertida la acción en sí”, puntualizó el paidosiquiatra.

Finalizó diciendo el Dr. Luis Trejos, que hay que establecer una serie de rutinas enfatizadas al bienestar físico, que atañe estrictamente a la alimentación, ejercicios y sueño; el bienestar emocional, referente a la comunicación saludable, reducción del estrés y, por último, el bienestar social, que está asociado a la recreación y deportes y las relaciones con pares.

Fuente/Foto: IPHE

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply