Foro AmCham: La Educación como herramienta de competitividad de las organizaciones

Foro AmCham: La Educación como herramienta de competitividad de las organizaciones

Centros educativos y sector privado deben trabajar juntos en el desarrollo de talentos.

• Empresas resaltaron que la capacitación debe estar actualizada y adaptada a los nuevos tiempos

(29/11/2018 – web) Panamá.- Representantes del sector educativo y la empresa privada repasaron la oferta educativa panameña para analizar si esta responde a las necesidades del país. Durante el Foro “La Educación como herramienta de competitividad de las organizaciones”, organizado por la Cámara Americana de Comercio e Industrias -AmCham Panamá-, ambos sectores resaltaron la necesidad de que los talentos formados tanto en escuelas técnicas como en universidades, cubran la demanda y necesidades del mercado laboral.

La educación es un compromiso de todos
Marelisa Tribaldos, representante del Ministerio de Educación de Panamá (Meduca) destacó la necesidad de dar continuidad a los planes que se realizan en el sector educativo, independientemente del gobierno de turno, y compartió algunas iniciativas que se han instrumentado como Panamá Bilingüe, After School Program y Aprende al Máximo; así como el SIMEC (que evalúa el sistema de aprendizaje y sus actores).

Otro de los avances, indicó, es la decisión del gobierno de retomar el programa PISA, donde se evalúa la calidad y eficiencia de los sistemas educativos y en el cual participan 80 países.

La cenicienta de la educación

En el Panel 1, moderado por Julio Mosquera, Vicepresidente de ANREH, se analizó el estatus de la Educación Técnica, la que los panelistas calificaron como “la Cenicienta”. Se propuso que los créditos de las escuelas técnicas se tomen en cuenta para las carreras universitarias.

Ricardo Chavarría (Gerente General de Admios) planteó que no se encasille a los estudiantes en las profesiones tradicionales y se abra el espectro de habilidades para que encuentren su verdadera vocación. “Las competencias no deben ser excluyentes”.

Orlando Allard (Presidente de COSPAE) resaltó el papel que ha jugado la Educación Técnica en casos de éxito en países como Irlanda y España. “En ambos esto obedeció a una estrategia de país, visión de país, y a una planificación con objetivos específicos”. Agregó que la formación técnica se debe abordar antes de que los jóvenes entren al mercado laboral y que la misma no cese cuando ya están en él, sino que sigan su formación como parte de la fuerza laboral de las empresas.

Juan Planells (Presidente del Centro Nacional de Competitividad) considera que se deben cambiar paradigmas sobre la Educación Técnica y generar un vínculo entre la oferta y la demanda, es decir que las empresas señalen el tipo de técnicos que necesitan y en qué áreas.

Elías González (Director de Educación Técnica Profesional del Ministerio de la Presidencia) destacó que en el país hay institutos que dan mejor formación pero no tienen las ofertas adecuadas al mercado. Propone que se haga más atractiva a la Educación Técnica.

Retos de las empresas

En el Panel 2, moderado por Patricia Planells, gerente general de PR Consulting, se analizó la Capacitación y Desarrollo de Recursos Humanos. Los panelistas plantearon que las empresas del país compartan las mejores prácticas que han tenido en el ámbito de Recursos Humanos.

Alma Gordón (Directora de Recursos Humanos de Arcos Dorados) indicó que la compañía tiene cinco centros de entrenamientos en Panamá y cuenta con plataforma online, además de un centro de entrenamiento simulado donde se entrena a los empleados en comida y servicio al cliente.

Leonor Arrocha (Gerente de Gestión de Talento de la Autoridad del Canal de Panamá) dijo que en la empresa 85% de las salidas de los empleados son por jubilación y tienen un buen inventario en formación de talento. Mayka McCalla (Directora de Recursos Humanos de AES Panamá) explicó que 10% de la capacitación de los empleados es formal, 20% a través de coaching y 70% relacionada con las prácticas. Dominik Rus (Director de Aprendizaje y Desarrollo de Copa) señaló que la empresa tiene 28 programas de formación, tanto de habilidades técnicas y no técnicas.

Para los representantes de estas empresas el principal reto que tiene el sector es que se reconozca que los presupuestos destinados a capacitación no son un gasto sino una inversión. Rus resaltó que las empresas promedio en EEUU se destinan $1,300 por persona al año, en Panamá, en las mejores empresas es cerca de la mitad. El director de Copa también plantea que se adapte el proceso de aprendizaje a las generaciones (Millenialls, Generación X) y que el adiestramiento del servicio al cliente no se limite solo a las sesiones de ocho horas, sino que sea un entrenamiento continuo y de motivación al empleado.

Se resaltó también la importancia que las empresas abran sus puertas para dar oportunidades de prácticas profesionales a jóvenes de educación técnica y alumnos de las universidades.

Por último, McCalla considera que otro de los retos es convencer a los colaboradores de la necesidad de recibir la capacitación, más allá de una imposición del empleador.

Amcham es la organización que conecta y sirve de plataforma para los actores clave de sector gubernamental, privado y sociedad civil en pro del crecimiento económico del país con responsabilidad social, equidad, ética y respeto.

Vía SL Estudio de Comunicación

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply