IPHE brinda orientación familiar para implementar la “Escucha Activa” en el niño y joven con discapacidad

IPHE brinda orientación familiar para implementar la “Escucha Activa” en el niño y joven con discapacidad

La audición activa beneficia al alumno, a los padres o tutores, por lo cual es significativo desarrollar y hacer propios varios factores importantes como la concentración, motivación, percepción, imaginación y memoria auditiva.

(23/Sep/2020 – web) Panamá.- Comprometidos en habilitar al niño, niña y joven que por su condición de discapacidad ameriten servicios de la educación especial, el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), lleva adelante los servicios, recursos y apoyos para incentivar la “Escucha Activa” de los estudiantes, la cual se apoya en la orientación brindada a los padres de familia y tutores.

La audición activa beneficia al alumno, a los padres o tutores, por lo cual es significativo desarrollar y hacer propios varios factores importantes como la concentración, motivación, percepción, imaginación y memoria auditiva.

Tomando en cuenta los objetivos que se plantea “Una Escucha Activa”, a través de la música y de la audición consciente, un alto grado de participación, motivación e imaginación, lo que nos conduce a la necesidad de utilizar estrategias educativas diferentes según las características del estudiante.

Nuestros entornos ya sea social o familiar están llenos de sonidos y para lograr su comprensión es preciso utilizarlos en la práctica dentro de una audición consciente, iniciando con la percepción de lo que nos rodea, mediante las diversas estrategias, debido a las características individuales de cada alumno.

Con esta acción también se logra fomentar estrategias para motivar al alumno en el proceso de “Escucha Activa”, que exprese sus pensamientos y emociones a través de fragmentos musicales, el respeto al trabajo de los compañeros y prestar atención a las enseñanzas o tras la escucha de piezas musicales.

Las actividades realizadas en el aula ayudan a conocer las formas de ser de los alumnos, sus habilidades y la capacidad de “Escucha Activa”, al aplicarlo al campo educativo, favorece la asimilación de contenidos y mejora el proceso de aprendizaje. No es lo mismo oír que escuchar lo que te están diciendo, matiz que los niños lo deben de aprender desde la etapa infantil.

La profesora Dalvis Atkins, subdirectora de la Escuela Nacional de Sordos (ENSOR) del IPHE, señaló que la “Escucha Activa” debe ser empática para que nos podamos entender, para obtener toda la ganancia de lo que de ellas se deriva y se debe enseñar al alumno los pasos a seguir: “1. Dejar hablar a la persona con la que se conversa (interlocutor); 2. Aprender a escuchar sin interrumpir, esperar turno al habla; 3. Permitir que se exprese con libertad; 4. Mantener la atención sobre el hablante, ser considerado con el interlocutor y que se sienta motivado; 5. No considerar que pueda solucionar las situaciones difíciles de los demás sin comprender bien lo que se dice; 6. Entender lo más importante de la conversación, concentrarse en lo que le dicen, prestar atención a los detalle; 7. Realizar comentarios de lo que le dicen; 8. Prestar atención a los comportamientos emocionales que surgen en la conversación y por último, la “Escucha Activa” es una acción bidireccional”, puntualizó la profesora Atkins.

Fuente/Foto: IPHE

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply