Programa de resocialización efectiva “Mi Silla Primero” cumplió meta de reparar 5 mil bancas para Centros Escolares

Programa de resocialización efectiva “Mi Silla Primero” cumplió meta de reparar 5 mil bancas para Centros Escolares

El profesor Leonardo Rodríguez, coordinador por parte del MEDUCA de “Mi Silla Primero”, indicó que trabajan en la nueva proyección para este año 2018 y recalcó que cualquiera que sea la cifra, el equipo de trabajo de 20 privados de libertad que labora actualmente en el taller está optimista y se esforzarán para lograr pasar la meta que se proponga.

(10/1/2018 – web) Panamá.- El programa de resocialización efectiva “Mi Silla Primero” cumplió la meta propuesta para el 2017 de rehabilitar 5 mil sillas escolares que serán distribuidas en diferentes centros educativos del país, según informó Alma De León, jefa del Departamento de Planificación y Proyecto de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP).

“Mediante el convenio entre el Ministerio de Gobierno (MinGob) y el Ministerio de Educación (MEDUCA), se llegó a la meta propuesta de reparar estas sillas, por lo cual nos sentimos satisfechos porque a través de estos programas de rehabilitación damos seguimiento a las personas privadas de libertad para que aprendan nuevos oficios en pro de su rehabilitación, al tiempo que retribuyen a la sociedad y en este caso a nuestros estudiantes”, señaló De León.

El profesor Leonardo Rodríguez, coordinador por parte del MEDUCA de “Mi Silla Primero”, indicó que trabajan en la nueva proyección para este año 2018 y recalcó que cualquiera que sea la cifra, el equipo de trabajo de 20 privados de libertad que labora actualmente en el taller está optimista y se esforzarán para lograr pasar la meta que se proponga.

José Moreno mes uno de los privados de libertad que desde hace 9 meses trabaja en este programa de resocialización, señaló que la labor que se hace es ardua y de respeto, puesto que las sillas llegan deterioradas y se debe realizar un esfuerzo para que las mismas vuelvan a un aula escolar como nuevas y en las mejores condiciones, aporte importante que brindan a la educación de los estudiantes de Panamá que están en escuelas oficiales a pesar de estar detenidos.

Según informes del Departamento de Planificación y Proyecto de la DGSP, 65 personas privadas de libertad trabajaron en 2017 en el programa “Mi Silla Primero”, beneficiándose además con el aprendizaje de diversas labores que efectúan en el taller como lijado, corte, enderezamiento de los esqueletos, sellado, pintura, barniz y ensamblaje, herramientas que los ayudarán a reinsertarse a la sociedad una vez recuperen su libertad.

Fuente/Foto: MINGOB

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply