5 datos sobre la inmunización

5 datos sobre la inmunización

El interés excepcional de las vacunas es el motor del «Decenio de las Vacunas», una iniciativa puesta en marcha en 2010 en el Foro Económico Mundial. Su objetivo es que todas las personas disfruten de los beneficios de la vacunación de aquí a 2020.

(12/8/2018 – web) OMS.- Es indiscutible que no hay intervención sanitaria preventiva más costoefectiva que la inmunización. La comunidad internacional ha refrendado en varias ocasiones la utilidad de las vacunas y la inmunización para prevenir y controlar muchas enfermedades infecciosas y, cada vez más, varias enfermedades crónicas causadas por agentes infecciosos.

La ampliación del acceso a la inmunización es fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La vacunación no solo evita los sufrimientos y muertes causados por enfermedades infecciosas como la neumonía, la diarrea, la tos ferina, el sarampión o la poliomielitis, sino que también posibilita la consecución de prioridades nacionales como la educación y el desarrollo económico.

El interés excepcional de las vacunas es el motor del «Decenio de las Vacunas», una iniciativa puesta en marcha en 2010 en el Foro Económico Mundial con el apoyo de numerosas partes interesadas. Su objetivo es que todas las personas disfruten de los beneficios de la vacunación de aquí a 2020.

Los gobiernos de los países acogieron la iniciativa con satisfacción y, en 2012, los 194 Estados Miembros aprobaron en la 65.ª Asamblea Mundial de la Salud el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas, un marco para prevenir millones de defunciones por enfermedades prevenibles mediante vacunación de aquí a 2020.

El plan tiene por objetivos reforzar la inmunización sistemática; acelerar el control de las enfermedades prevenibles mediante vacunación, estableciendo la erradicación de la poliomielitis como primera meta; introducir nuevas vacunas y estimular la investigación y el desarrollo de la próxima generación de vacunas y tecnologías.

Datos:

  • Las vacunas sirven como línea de defensa contra la resistencia a los antibióticos

Las vacunas pueden contribuir a limitar la propagación de la resistencia a los antibióticos. El aumento mundial de las enfermedades causadas por bacterias farmacorresistentes (una consecuencia del mal uso y abuso de los antibióticos) es una gran amenaza para la salud pública.

La vacunación de las personas y los animales es una forma muy eficaz de impedir que se infecten, con lo que se evita la administración de antibióticos. El mejor uso de las vacunas existentes y el desarrollo de nuevas vacunas son importantes medidas para frenar la resistencia a los antibióticos y reducir enfermedades y muertes prevenibles.

Se calcula que si se mejorara la cobertura vacunal mundial se podrían evitar 1,5 millones de muertes.

Se estima que hay unos 19,5 millones de niños menores de un año que no han recibido la DTP3

  • Aproximadamente un 60% de esos niños viven en 10 países: Angola, Brasil, Etiopía, India, Indonesia, Iraq, Nigeria, Paquistán, República Democrática del Congo y Sudráfrica.

Se han hecho grandes avances en la investigación y desarrollo de vacunas

  • En varios países se ha autorizado la comercialización de una nueva vacuna contra el dengue, y este año 2018 se probará en tres países africanos la primera vacuna para proteger a los niños contra el paludismo. También ha aumentado el número de vacunas que están en fase de desarrollo clínico.

Las vacunas sirven como línea de defensa contra la resistencia a los antibióticos

  • Las vacunas pueden contribuir a limitar la propagación de la resistencia a los antibióticos. El aumento mundial de las enfermedades causadas por bacterias farmacorresistentes (una consecuencia del mal uso y abuso de los antibióticos) es una gran amenaza para la salud pública. La vacunación de las personas y los animales es una forma muy eficaz de impedir que se infecten, con lo que se evita la administración de antibióticos. El mejor uso de las vacunas existentes y el desarrollo de nuevas vacunas son importantes medidas para frenar la resistencia a los antibióticos y reducir enfermedades y muertes prevenibles.

Fuente/Foto: OMS

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply