Terapia neurocognitiva: esperanza para pacientes post Ictus

Terapia neurocognitiva: esperanza para pacientes post Ictus

El médico precisa que se trata de una visión holística y no en tratamientos aislados: insiste en que no son suficiente las terapias físicas a las que son sometidos los pacientes tratados de forma tradicional.

(20/8/2018 – web) Panamá.- El Dr. Valerio Sarmati, especialista terapeuta en tratamiento para pacientes que han padecido de infartos cerebrales, afirma que las terapias cognitivas constituyen verdaderamente, métodos efectivos para recuperaciones de habilidades no solo motoras sino de reagrupación informativa. Precisa, que las evidencias siguen sentando precedentes para una literatura que aún se escribe.

El fisioterapeuta de origen europeo, Valerio Sarmati, perfila en base a la complejidad del cerebro humano, como el “maravilloso órgano capaz de reagrupar información valiosa”, de modo tal que le permita al paciente, a través del fenómeno de la plasticidad cerebral, recobrar habilidades neurocognitivas vitales para su vida, post Accidente Cerebro Vascular (ACV).

El médico precisa que se trata de una visión holística y no en tratamientos aislados: insiste en que no son suficiente las terapias físicas a las que son sometidos los pacientes tratados de forma tradicional.

“Si bien hay pacientes que logran recuperarse a medias solo con ejercicios físicos la verdad es que, solo se mide las distancias que son capaces de recorrer, cuando inician el proceso de caminar nuevamente, por ejemplo. Pero se deja a un lado lo más importante y no es otra cosa que la coordinación, el desarrollo y estimulación de las capacidades que le van a permitir hacerlo de una manera autónoma”, precisó el fisioterapeuta.

En este punto indicó que la telerehabilitación neurocognitiva le permite a los pacientes “educar” nuevamente al cerebro, reorganizando toda la información que este posee, para que sea él, el capaz de lograr las coordinaciones motoras.

“La información que los pacientes y sus familias deben manejar es que no son los músculos los que se dañan, –dependiendo del hemisferio- es el cerebro quien padece el daño tras un Ictus, y es por estas afectaciones cerebrales que los músculos y las movilidades en los pacientes se ven afectadas”.

¿Cómo recuperarse si se tratan los músculos y no el cerebro? Según el pionero en telerehabilitación basado en el Método Perfetti, un proceso de rehabilitación sin trabajar las habilidades neurocognitivas de un paciente que ha padecido un infarto cerebral, están destinadas a mermar la evolución y también la calidad de vida.

“Las terapias físicas no son suficientes; hay que aprovechar la capacidad reagrupativa del cerebro, trabajar en base a las potencialidades individuales de cada paciente para lograr, con un trabajo sistemático y asistido, la evolución en la que a diario, este puede recuperar progresivamente, la autonomía en sus actividades diarias”, recalcó Sarmati.

Vía Stroke Therapy Revolution

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply