Conociendo más sobre los push payments o pagos en tiempo real

Conociendo más sobre los push payments o pagos en tiempo real

La plataforma que Visa emplea para este tipo de transacciones es Visa Direct, la cual habilita pagos rápidos en tiempo real, seguros y sin fricción entre personas y/o empresas por medio de cualquier dispositivo, y es ampliamente aceptada alrededor del mundo.

(5/6/2018 – web) Panamá – por Ruben Salazar Genovez, Vicepresidente Senior de Visa América Latina y el Caribe.- ¿Por qué las transferencias rápidas funcionan mejor dentro de las redes de tarjetas de pago? Autoridades financieras y reguladores alrededor del mundo están en la búsqueda de nuevas soluciones para realizar pagos rápidos. Las redes internacionales de tarjetas de pago como Visa ya están ofreciendo y expandiendo estas soluciones. Las transferencias rápidas o “Fast Transfers” en las redes de pago son transacciones iniciadas por un consumidor o una empresa para enviar fondos o pagar utilizando sus credenciales de pago Visa existentes; son las transacciones que llamamos “push payments” (pagos en tiempo real) o transferencias iniciadas por el usuario.

La plataforma que Visa emplea para este tipo de transacciones es Visa Direct, la cual habilita pagos rápidos en tiempo real, seguros y sin fricción entre personas y/o empresas por medio de cualquier dispositivo, y es ampliamente aceptada alrededor del mundo.

Lo que hace a los push payments verdaderamente únicos es el hecho de que la transferencia de fondos se realiza en forma instantánea, sin tener que esperar varios días a que los fondos se liquiden y se completen otros procesos de back office. Cuando las redes de tarjeta de pago gestionan un push payment, el consumidor inicia la transferencia de fondos utilizando las credenciales de su tarjeta de crédito, débito o prepago. La transacción se procesa con el mismo nivel de seguridad, criptografía, y con las mismas herramientas robustas de control de riesgo, que uno espera se empleen en cualquier tipo de transacción procesada por la red de pago, hasta que los fondos llegan al número de cuenta de la tarjeta del destinatario.

El banco de origen o tercero certificado y el banco del receptor están conectados a la plataforma de procesamiento global de Visa (“VisaNet”). Se trata de la misma red probada que conecta a miles de bancos y a millones de comercios y cajeros automáticos, y que procesa más de 160,000 millones de transacciones al año con un tiempo operativo, niveles de servicio y velocidades de transacción sin igual, que permiten habilitar el comercio digital y físico alrededor del globo. Una transacción con Visa toma fracciones de segundo, y durante ese tiempo, la red realiza una serie de verificaciones y calificaciones de riesgo y envía mensajes de autenticación para informar en tiempo real a los consumidores, comercios, bancos y adquirentes que participan en cada transacción segura.

Las transferencias rápidas que se gestionan en una red de pago operan bajo un modelo de probabilidad reducida de fraude debido a que el titular de la cuenta es quien inicia la transacción. Además, Visa Direct dispone de un vigoroso conjunto de normas para gestionar contracargos y controversias, las cuales permiten que el titular de la tarjeta cuente con protecciones contra transferencias de fondos no autorizadas.

La plataforma Visa Direct procesa volúmenes de transferencias que ascienden a miles de millones de dólares a través de la red de Visa, y actualmente está siendo utilizada alrededor del mundo por instituciones financieras y empresas digitales como Square, Facebook, PayPal y Venmo.

La inversión para operar la plataforma es mínima, ya que aprovecha la infraestructura interoperable existente y las credenciales de pago que las instituciones financieras conocen bien y están acostumbradas a operar. Por el contrario, un modelo de transferencia interbancaria más tradicional basado en estándares de cuenta bancaria y múltiples interfaces de cliente, crea vulnerabilidades que los hackers y grupos de crimen organizado pueden explotar para perpetrar robos y menoscabar la confianza del consumidor.

Vía Llorente y Cuenca

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply