Control de activos en remoto para la nueva normalidad

Control de activos en remoto para la nueva normalidad

El respaldo de una plataforma que permita contar con la información para ejecutar acciones de manera planificada y expedita resulta beneficioso en tiempos de la nueva normalidad.

La optimización de los costos de operación y mantenimiento, la protección del personal y la reducción de paros no programados son algunos beneficios del control de activos en remoto.

(13/Ago/2020 – web) Centroamérica.- El Internet de las Cosas (IoT) ya es parte de la vida cotidiana y, aplicándolo a fines de mantenimiento y gestión de activos, propone estrategias muy útiles en tiempos en que la pandemia demanda utilizar recursos eficientes que permitan mantener una nueva normalidad, respetando el distanciamiento social a través del control de activos en remoto.

En primera instancia, este proceso requiere obtener datos de los equipos que se puedan conectar a la red, principalmente, los que tienen cierta criticidad dentro de una infraestructura eléctrica. Esta captación de datos es fundamental porque va a arrojar una serie de alertas o estatus de cada uno de estos sistemas o dispositivos. Luego de obtener esta data, lo que sigue es administrarla, transformándola en información contundente para el planeamiento y la toma de decisiones en la gestión de activos.

“Al conectar los equipos y captar la información, se requiere además garantizar que la interconectividad sea cibersegura, evitando acceder a cualquier otra información que no corresponda al servicio de gestión de activos. Crear alertas predictivas permite hacer la planificación de actividades en mantenimiento preventivo o correctivo reduciendo, como valor agregado, costos por ejecución o atención de urgencias, o lo más costoso aún, los tiempos de parada que se pueden dar en una operación o en un servicio” explica el director de Servicios de Schneider Electric Centroamérica, Carlos Herrera.

Amplía que la realidad virtual beneficia este tipo de gestión optimizando los tiempos y recursos para la resolución rápida de una falla. Por ejemplo, aportando de manera ágil, la información más relevante para la operación y el mantenimiento en el campo. “La realidad virtual no va a desarrollar la ejecución del servicio, pero provee la información para que esa ejecución se haga de forma planificada y expedita, que es lo fundamental” enfatiza el experto.

La información que se genera con estas plataformas viene compilada en el historial del equipo durante el tiempo de monitoreo en el cual se han recopilado las variables propias del proceso, que en ocasiones no atañen al equipo mismo, sino que pueden incluir variables ambientales como temperatura y humedad, por ejemplo, que pudieran generar desgaste en ese tipo de equipos y reducir su vida útil. Otra información importante que genera es la documentación en materia de manuales y guías llevadas en un paso a paso a la hora de ejecutar un servicio, llevando control documental de la información relevante que ha salido de las alertas o que se genera a través de los servicios preventivos que se desarrollan sobre el activo.

Respecto al respaldo al trabajo del personal de campo “desde antes de la pandemia, ya hemos estado observando una realidad que se viene dando, la constante rotación del personal del equipo de mantenimiento, esto implica también que la transferencia de la información concerniente a la gestión de estos activos se pierde cada vez que se da esta rotación, por lo cual, obtener ese paso a paso de cómo se realiza una labor de mantenimiento a determinado equipo, apoyada con herramientas como realidad aumentada, y otras plataformas disponibles como los Advisors permiten que esa transferencia de información no se pierda sino que más bien sea reforzada e incluso aprovechada por el resto del staff”, indica Herrera.

Así mismo, la protección del personal se incrementa al contar con un analítico de acceso remoto, incluso cuando surgiera una situación de mantenimiento critico se puede minimizar el tiempo de las personas frente a las máquinas, planeando las ventanas de tiempo con que se cuenta, basados en el nivel de criticidad de los equipos y la anticipación de fallos. Otro valor muy importante mediante un diagnóstico remoto predictivo es que se puede anticipar si realmente se requiere que una persona o un equipo de trabajo debería estar frente a una máquina operándola o diagnosticándolo ante un inminente riesgo de daño crítico, salvaguardando así, la vida del personal de mantenimiento.

Los beneficios de contar con estos recursos son amplios, desde tener un soporte 24/7 dirigido con alertas en tiempo real sin necesidad de incurrir en horas extras, además del manejo específico en la materia relacionada con los activos, porque pueden adaptarse si se refiere a la atención en un hospital, a la de un hotel o un banco, por ejemplo. En cuanto a ahorros, se obtiene hasta un 15% en la reducción en costos de mantenimiento al poder anticipar paros no programados, y planificar ejecuciones preventivas o correctivas pues “no son los mismos los costos en que puede incurrir un staff de mantenimiento al atender una urgencia planificada que una urgencia repentina o no planificada”, detalla.

Estos costos incluyen el posible daño definitivo del equipo que implicaría un reemplazo, la logística para  agilizar el transporte de ese equipo, que usualmente no se encuentra en la plaza; el pago de jornadas extraordinarias para poder atender esa urgencia que generalmente representa un monto 1.5 veces superior, o incluso el doble o el triple de lo que sería una jornada ordinaria, si se hubiera planificado previamente; y los costos propios de los tiempos de parada o inactividad en la operación o producción de la empresa.

Los beneficios de las plataformas EcoStruxure Asset Advisor se pueden resumir así:

1.     Optimización en los costos de mantenimiento

2.     Reducción de paros no programados

3.     Planeación de los recursos y seguridad del staff durante el mantenimiento u operación de los equipos

4.     Protección de las inversiones al analizar las condiciones de operación sobre las cuales esos equipos están trabajando.

EcoStruxure Asset Advisor incorpora un enfoque proactivo en los activos fundamentales de los centros de datos y en la distribución eléctrica mediante la combinación de tecnologías de IoT para lograr la continuidad en las operaciones. Los servicios de EcoStruxure Asset Advisor ofrecen la capacidad de anticipar y resolver problemas antes de que se conviertan en incidentes graves, lo que mitiga los riesgos de seguridad y evita que se generen tiempos de inactividad no planificados, pérdidas operativas e intervenciones de mantenimiento costosas. EcoStruxure Asset Advisor evalúa datos en tiempo real a partir de sus activos fundamentales conectados y aplica análisis avanzados para identificar posibles amenazas. Con estos datos, Asset Advisor otorga la facultad de tomar decisiones cruciales.

Vía Up Gradecomunicación

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply