Banco Mundial aprobó hoy un préstamo por US$250 millones para apoyar el programa del Gobierno de Panamá

Banco Mundial aprobó hoy un préstamo por US$250 millones para apoyar el programa del Gobierno de Panamá

El préstamo estará destinado a proteger y fomentar la acumulación de capital humano durante la crisis de la COVID-19, al tiempo que se fortalecen las instituciones para lograr una recuperación económica más inclusiva y sostenible.

 Banco-Mundial

(24/Jun/2022 – web) Washington, EE.UU.- El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprobó hoy un préstamo por US$250 millones para apoyar el programa del Gobierno de Panamá destinado a proteger y fomentar la acumulación de capital humano durante la crisis de la COVID-19, al tiempo que se fortalecen las instituciones para lograr una recuperación económica más inclusiva y sostenible.

La operación es la segunda de una serie de dos préstamos programáticos de Financiamiento de Políticas de Desarrollo, con la primera operación aprobada por el Directorio en diciembre de 2020 por US$300 millones.

En un contexto donde los impactos adversos de la pandemia generaron un deterioro fiscal y grandes presiones de gasto, este financiamiento complementa nuestros esfuerzos para acelerar la recuperación y fortalecer los servicios de salud, educación y protección social, así como promover la transparencia, la inclusión y la adaptación al cambio climático; todo lo cual es prioridad estratégica para el gobierno”, dijo el ministro de Hacienda, Héctor Alexander.

La serie se organiza en torno a tres pilares:

El primer pilar se enfoca en proteger el capital humano durante la pandemia y en fortalecer a las instituciones durante la recuperación, ampliando la prestación de servicios de salud, educación y protección social.

Mediante acciones de políticas, como la adición de servicios remotos de salud (telesalud), se mejorará el acceso, la continuidad y la calidad de la prestación de servicios de atención médica. También se fortalecerá la modernización del sistema educativo a través de la transformación digital; y se dará apoyo a hogares vulnerables aún afectados por la pandemia a través del Nuevo Plan Panamá Solidario. Las reformas, además, buscan reducir la huella de carbono de los sectores de la salud y la educación, a la vez que se mejora la resiliencia ante impactos como los eventos naturales y las pandemias.

El segundo pilar se centra en el fortalecimiento de las instituciones para una recuperación económica más transparente y fiscalmente sostenible, incluida la lucha contra los flujos financieros ilícitos y la mejora de la contratación pública.

Este pilar apoya acciones relacionadas con la transparencia y eficiencia de la movilización y uso de los recursos públicos, las cuales amplían la implementación de reformas clave, como el marco regulatorio para la creación del Registro Único de Beneficiarios Finales, y una nueva ley de adquisiciones.

El tercer pilar se centra en el fortalecimiento de las instituciones para impulsar una recuperación económica más inclusiva y ambientalmente sostenible.

La crisis de la COVID-19 amplió las brechas sociales preexistentes, con grupos vulnerables en áreas rurales y poblaciones indígenas rezagándose aún más. Estos desafíos se buscan abordar mediante reformas que, por ejemplo, permitan beneficiar a los agricultores familiares, especialmente a las mujeres a través del Fondo Nacional para la Agricultura Familiar; así como aumentando la agencia y la voz de los Pueblos Indígenas. Este pilar también apoya reformas sobre adaptación y mitigación al cambio climático.

Este proyecto ayudará a dirigir la economía para reconstruir mejor a través de reformas políticas e institucionales críticas, a fin de beneficiar a los más vulnerables, incluidos los Pueblos Indígenas. Al apoyar una combinación de medidas de política para abordar las necesidades apremiantes de Panamá, esta crisis puede transformarse en una oportunidad para fortalecer los servicios y las instituciones”, dijo Michel Kerf, director del Banco Mundial para América Central y la República Dominicana.

El préstamo de US$250 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) tiene un margen variable por 20 años, incluido un período de gracia de dos años.

Fuente/Foto: World Bank

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply

Opinión


330x2801

Últimas Noticias

Deportes