IPHE graduó 585 estudiantes con competencias y habilidades para la vida y el empleo

IPHE graduó 585 estudiantes con competencias y habilidades para la vida y el empleo

El objetivo de la educación especial es potenciar al máximo el desarrollo social, educativo y laboral para los niños, niñas, jóvenes y adolescentes que tienen necesidades educativas especiales, lo que les permite llevar una mejor calidad de vida en sus entornos familiares y comunitarios.

(7/Ene/2022 – web) Panamá.- El Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), graduó a 585 estudiantes el pasado mes de diciembre de 2021, los cuales asistieron a las 21 Escuelas, Programas y Extensiones de esta entidad de educación especial en todo el país, quienes fueron formados en 13 Carreras Técnicas Intermedias (CTI), para la vida y el empleo digno, siendo ellos los gestores de sus propios proyectos de vida con autonomía e independencia de vida.

Los 585 egresados del IPHE, durante su proceso de enseñanza y aprendizaje fueron formados en las siguientes Carreras Intermedias (CTI): Artes gráficas con Énfasis en Encuadernación, Construcción con Énfasis en Albañilería, Chapistería, Diseño de corte y Confección de Vestuario, Ebanistería, Gastronomía y Servicio de Hotelería, Para el Comercio y la Industria, Peluquería, Belleza y Estética Integral, Práctica de Oficina, Soldadura General, Tapicería con Énfasis en Decoración, Manejo de Granjas Ecológicas y Jardinería.

El objetivo de la educación especial es potenciar al máximo el desarrollo social, educativo y laboral para los niños, niñas, jóvenes y adolescentes que tienen necesidades educativas especiales, lo que les permite llevar una mejor calidad de vida en sus entornos familiares y comunitarios.

La formación de los estudiantes en una CTI, se realiza de manera teórica y práctica en donde el objetivo principal es que el estudiante logre desarrollar competencias en una actividad ocupacional u oficio en particular permitiéndole ingresar al campo profesional mediante la práctica laboral en una empresa que tenga una plaza de trabajo vinculada a su formación y así logre ganar experiencia.

A los estudiantes que ingresan a las Escuelas, Programas y Extensiones del IPHE, se les garantiza una formación vocacional a nivel de premedia y vocacional; inicialmente el estudiante pasa por un proceso de exploración en diferentes áreas tecnológicas como apariencia personal, madera, metales, nociones de comercio, textiles, alimentación y construcción, que permite conocer las habilidades y destrezas del estudiante para una orientación vocacional tomando en cuenta sus intereses.

Además, durante su proceso educativo se exploran sus habilidades, destrezas e intereses en las áreas tecnológicas de madera, metales, textiles, artesanías, oficina, alimentación, apariencia personal y otras áreas de formación profesional, asesorías técnicas vocacionales, para determinar el oficio en el que se formará el joven con discapacidad.

Los estudiantes de educación especial tienen garantizados su derecho a una educación de calidad y en igualdad de oportunidades de acuerdo a la Ley N°. 25 de 10 de julio de 2007 por la cual se aprueban la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y el Protocolo Facultativo de dicha Convención, adoptados en Nueva York por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 13 de diciembre de 2006.

En su artículo 24 relativo a la educación que dice: El Estado se asegurará de contar con un sistema de educación inclusivo a todos los niveles, así como la enseñanza a lo largo de la vida, con miras a: Desarrollar plenamente el potencial humano y el sentido de la dignidad, la autoestima, reforzar el respeto por los derechos humanos, las libertades fundamentales y la diversidad humana; así como desarrollar al máximo la personalidad, los talentos y la creatividad de las personas con discapacidad, así como sus aptitudes mentales y físicas.

Las Competencias Laborales que se forman en el estudiante de Carreras Técnicas Intermedias (CTI): Son el conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes y valores que se deben desarrollar para desempeñarse apropiadamente en cualquier entorno productivo, no importa el sector económico, el nivel del cargo, lo complejo de la tarea o el grado de responsabilidad otorgado.

Son dos los tipos de competencias que se forman en el estudiante durante el proceso de enseñanza y aprendizaje durante los dos años que duran las CTI: competencias socio laborales y las competencias técnicas.

Al ampliar el contenido de las competencias socio laborales, se refieren a la habilidad para aprender de las experiencias de los otros y para aplicar el pensamiento estratégico en diferentes situaciones de la empresa, como la gestión de la información, orientación al servicio, referenciación competitivo, gestión y manejo de recursos, entre otros, es decir, todo lo relacionado a su entorno laboral y su manejo eficaz para una mayor productividad.

Las competencias socio laborales, son necesarias para adaptarse a los ambientes laborales y para saber interactuar coordinadamente con otros, como la comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, manejo de conflictos, capacidad de adaptación y proactividad.

En cuanto a las competencias de tipo técnica estas permiten a los jóvenes identificar, transformar e innovar procedimientos, métodos y artefactos, y usar herramientas informáticas al alcance. También hacen posible el manejo de tecnologías y la elaboración de modelos tecnológicos.

Las CTI, incluyen en la formación del estudiante para su desarrollo vocacional aspectos relativos a la gestión empresarial, que son habilidades necesarias para que los jóvenes puedan crear, liderar y sostener unidades de negocio por su cuenta propia, aunado al desarrollo de habilidades para la toma de decisiones, creatividad, solución de problemas, atención, memoria y concentración.

La orientación vocacional de los estudiantes es a través de un trabajo en conjunto entre docente especializado y equipo técnico con el propósito de explorar los intereses, aspiraciones, competencias y necesidades del estudiante.

El IPHE, cuenta con el Departamento de Consejería en Rehabilitación de la Dirección Nacional de los Servicios Técnicos y Médicos, que tiene como objetivos contribuir en el proceso de orientación, formación e integración socio laboral de las personas con discapacidad, dentro del sistema educativo institucional y el sector empresarial, aplicando de forma controlada y sistemática, técnicas o estrategias que permitan el desarrollo personal y laboral de nuestra población en todo el país.

Además, los Consejeros en Rehabilitación orientan a los estudiantes, egresaros, familiares y funcionarios con discapacidad de la institución en todo lo relacionado a su desarrollo personal y profesional, a través de programas viables que involucren la participación de distintos sectores de la sociedad. Este departamento garantiza los servicios a la población estudiantil: Consejería Educativa, Consejería Vocacional, Consejería Laboral y Consejería Familiar.

Una vez el estudiante está próximo a egresar del sistema educativo se le orienta sobre las oportunidades laborales, de emprendimiento, formación profesional y técnica en colaboración con el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL), Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME), Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (INADEH), Universidades Estatales, Fundaciones y las diversas Plataformas de Empleo en el ámbito privado.

Las CTI, articulan la formación técnica con la inserción laboral, unificando y coordinando acciones con instituciones educativas como el Ministerio de Educación (MEDUCA), IPHE e INADEH, valiéndose de la intermediación laboral que realiza el MITRADEL e involucrando al sector empresarial y a Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), para que los jóvenes egresados puedan obtener, mantener y promoverse en un empleo digno, en igualdad de oportunidades, acorde al Derecho al trabajo garantizando una inclusión socio-laboral.

Fuente/Foto: IPHE

Opinión


330x2801

Últimas Noticias

Deportes