Juventud, oportunidad y puntal del éxito del Plan Panamá Solidario

Juventud, oportunidad y puntal del éxito del Plan Panamá Solidario

Cuando se hizo el llamado a colaborar en la preparación, distribución y entrega de las bolsas de comida, los jóvenes respondieron positivamente, afirmó el coordinador administrativo del Proyecto Bolsas Solidarias del PPS, Roy Frías

(21/Nov/2020 – web) Panamá.- Además de la oportunidad de apoyar a los más necesitados, el entusiasmo, ímpetu y fortaleza de los jóvenes ha marcado gran parte del éxito del Plan Panamá Solidario (PPS), que durante más de ocho meses ha llevado un alivio a miles de panameños afectados por la pandemia del Covid-19.

Cuando se hizo el llamado a colaborar en la preparación, distribución y entrega de las bolsas de comida, los jóvenes respondieron positivamente, afirmó el coordinador administrativo del Proyecto Bolsas Solidarias del PPS, Roy Frías, quien explicó que cerca del 75% del personal que colabora en el Centro de Convenciones Atlapa son jóvenes, pues la pandemia obligó a las personas mayores a recluirse en sus casas.

“La juventud ha sido un factor crítico y determinante en el éxito de este programa”, precisó Frías, al ponderar el brío y el ímpetu que los motiva para ser cada día mejores, además del valor para encarar el reto ante cosas nuevas.

La innovación, el ánimo de hacer algo diferente con la certeza de impulsar cambios positivos, les ha permitido tener la oportunidad de un empleo y ganar experiencia. “Y esta experiencia de Panamá Solidario en época de crisis y de pandemia nadie más se la va a dar, y nadie se la va a quitar”, precisó Frías.

Por ello, en las reuniones se ha destacado la energía positiva que se produce al ayudar a las personas que viven la incertidumbre de no saber si comerán al día siguiente, una sensación que fortalece el compromiso de apoyar y salir a la calle a entregar las bolsas, a pesar del riesgo de exponerse al Covid-19.

Sin duda, es un reto que ha obligado a redoblar esfuerzos. Todos los días, desde que abrió el Plan Panamá Solidario, el 23 de marzo de 2020, “hemos estado al pie del cañón, lo cual también ha sido beneficioso para garantizar la producción y que miles de panameños pudieran consumir alimentos en momentos en que la economía se había detenido por la pandemia”, recordó Frías.

Hasta el 15 de octubre, el Plan Panamá Solidario ha entregado 4,085,658 bolsas de comida y 2,121,434 bonos físicos. También, se han acreditado 4,701,734 vales digitales por un monto de B/.448,236.940.00.

Se ha adquirido compromisos por la suma de B/.112.3 millones, de los cuales B/.74 millones corresponden a bolsas secas; B/.27.8, a proteínas; B/.7.2 millones a frutas y vegetales; y B/.3.3 millones a gastos operativos.

Frías destacó que inicialmente en Atlapa participaban 1,300 personas, cifras que a medida que se empezó a entregar el Vale Digital, se redujo a unas 800, con un voluntariado que se modifica, pues todas las semanas diferentes entidades colaboran, además del apoyo de la sociedad civil y de voluntarios privados.

Añadió que estima que en Atlapa han participado más de 20 mil personas que, sumadas a las que han distribuido las bolsas, las que trabajan en la trazabilidad, y en el centro de acopio de Chiriquí, superan las 100 mil.

Frías reconoció el éxito de la trazabilidad en la coordinación con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Seguridad, entidades que solicitan las bolsas de comida para entregarlas a las familias donde se detectan casos de Covid-19, a fin de que no salgan de sus casas y eviten contagios cruzados.

“Si no existiera esa coordinación, ni uno de los dos programas tuviera el éxito que tiene hoy día, y creo que producto de eso no estamos como otros países.  Hemos mantenido una estrecha coordinación entre los diferentes estamentos, garantizando la paz social de la que siempre ha hablado el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen”, manifestó Frías.

Todo el proceso que se realiza en Atlapa ha contado con la fiscalización de la Contraloría General de la República y la veeduría de la Comisión de Justicia y Paz, en permanente comunicación con el personal del Plan Panamá Solidario.

La Contraloría ha asignado personal en Atlapa, mientras que a Justicia y Paz se le suministra la información que solicitan; además, han observado todo el proceso de preparación y el contenido de las bolsas solidarias.  “Creo que esa transparencia con la que se maneja el proyecto ha permitido que la relación con Justicia y Paz sea bastante buena y diligente”, precisó Frías.

Aunque haya habido quejas, Frías destacó que la gran mayoría de la gente valora positivamente lo que se hace a través del PPS, tal como lo han testimoniado personas que inicialmente recibieron esta ayuda social y luego participaron como voluntarios, quienes han quedado gratamente sorprendidos del trabajo que se hace en Atlapa y reconocen lo difícil y complicado que es producir esa bolsa.

“Conocer cómo se prepara o cómo se hace para que el día de mañana les llegue a las manos la ayuda, ha sido importante para que las personas tengan una visión positiva de lo que se da aquí.  Están bastante contentos, se ve en cada gira y esperamos que eso se mantenga”, puntualizó Frías.

Fuente/Foto: Presidencia de la República de Panamá

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply