Nunca firme un contrato sin leerlo, advierte la Acodeco

Nunca firme un contrato sin leerlo, advierte la Acodeco

La mayoría de los contratos de adhesión son promovidos por empresas inmobiliarias, las que brindan servicios de televisión por cable, telefonía, hoteles o planes vacacionales, venta de autos, entre otros.

(5/Mar/2021 – web) Panamá.- Los consumidores siempre deben leer los contratos y nunca firmarlos, antes de comprender claramente cuáles son sus derechos y obligaciones, advierte la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco).

Principalmente, cuando se trate de un contrato de adhesión, los cuales son aquellos que están predefinidos por el proveedor y donde el consumidor debe adherir o aceptar con su firma lo propuesto, sin posibilidad de modificar este contrato. Las cláusulas son redactadas por una de las partes, limitando a la otra a aceptar o rechazar el contrato en su integridad.

La mayoría de los contratos de adhesión son promovidos por empresas inmobiliarias, las que brindan servicios de televisión por cable, telefonía, hoteles o planes vacacionales, venta de autos, entre otros.

Durante el año pasado, la Acodeco recibió 239 reclamos por cláusulas abusivas, siendo el motivo más alto en suma de dinero, expuesto por los consumidores (B/. 25,666,812.02).

La Ley No. 45 de 31 de octubre de 2007, que dicta normas sobre Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia, en su artículo 40 establece que las cláusulas abusivas son nulas en los contratos de adhesión, y, por tanto, no obligan a los consumidores, las estipulaciones que impliquen renuncia o disminución de un derecho reconocido en esta ley a favor de los consumidores.

Por otra parte, en el artículo 36, numeral 12, de esta legislación, sobre las obligaciones de los proveedores, se indica entre otras cosas, que será nulo el contrato que estuviera firmado por el consumidor con espacios en blanco ya que pueden ser llenados y utilizados para perjuicios del consumidor; lo mismo ocurre con los documentos accesorios al contrato (adendas, pagarés) en blanco que puedan ser llenados posteriormente y en términos distintos a los pactados inicialmente por el consumidor.

Cabe destacar, que un contrato de adhesión, siempre debe estar firmado por ambas partes, para que sea válido. Son abusivos los contratos que incrementen el precio por servicios y manifiesten recargos sin conocimiento de las partes. Debe estar escrito y redactado de modo legible. Al firmar un contrato, es importante fijarse en la denominada «letra chica», si su tamaño impide su lectura no debe firmarlo.

Fuente/Foto: Acodeco

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply