Experto de Mayo Clinic ofrece sugerencias para obtener buenos resultados después de cirugía para reemplazo de cadera o rodilla

Experto de Mayo Clinic ofrece sugerencias para obtener buenos resultados después de cirugía para reemplazo de cadera o rodilla

A fin de mejorar la probabilidad de obtener resultados exitosos, los pacientes pueden hacer cambios en su estilo de vida antes de la cirugía, dice el Dr. Matthew Abdel, cirujano ortopédico de Mayo Clinic y especialista en reemplazo de cadera y rodilla

(19/Abr/2022 – web) Rochester, Minnessota, EE.UU.- Las cirugías para reemplazo total de cadera y rodilla están entre las operaciones que con más frecuencia se hacen en los Estados Unidos y se calcula que anualmente se llevan a cabo 1 millón de estos procedimientos. La demanda de estas cirugías también ha aumentado a nivel mundial.

A fin de mejorar la probabilidad de obtener resultados exitosos, los pacientes pueden hacer cambios en su estilo de vida antes de la cirugía, dice el Dr. Matthew Abdel, cirujano ortopédico de Mayo Clinic y especialista en reemplazo de cadera y rodilla. No obstante, los pacientes también deben saber que otras prácticas antes de la cirugía no ayudarán con los resultados o todavía no aportan nada concluyente.

El Dr. Abdel dice que fomentar la educación, mantener un peso sano, promover una buena nutrición y hacer ejercicio sirven para mitigar la obesidad, lo cual es importante porque la obesidad puede derivar en más riesgo de complicaciones después de la intervención quirúrgica.

El médico añade que cuando alguien está por someterse a una cirugía para reemplazo de una articulación, se puede mejorar el resultado quirúrgico con los siguientes cambios en el estilo de vida:

Perder peso de forma segura, mediante dieta y ejercicio, antes de la cirugía. La meta para el índice de masa corporal es que sea menos de 40 kilogramos por metro cuadrado. Sin embargo, cuanto más cerca esté uno de 25 o 30 kilogramos por metro cuadrado, mejor será. Perder de forma segura, aunque sea 20 libras de peso, antes de la cirugía mejora el resultado de la cirugía.

 Dejar de consumir todo producto con nicotina, incluidos cigarrillos, tabaco masticable y cigarros, al menos, seis semanas antes de la cirugía. No consumir productos con nicotina después de la intervención quirúrgica.

 Suspender todo narcótico para el dolor, al menos, dos semanas antes de la cirugía.

 Si hay diabetes, asegurarse de que esté adecuadamente controlada. Controlar adecuadamente significa que la HgA1C esté por debajo de 7,5 antes de la cirugía. Además, lo deseable es controlar muy bien la glucemia antes, durante y después de la cirugía.

El Dr. Abdel afirma que algunos cambios en el estilo de vida no mejoran los resultados en las cirugías para reemplazo de cadera o rodilla y, entre ellos, están tomar suplementos herbarios y vitaminas, aplicar cremas para las heridas y usar dispositivos de estimulación eléctrica.

No se sabe aún si otros cambios mejoran los resultados después de la cirugía y entre esas prácticas están la fisioterapia antes de la artroplastia de cadera y rodilla, la fisioterapia postoperatoria para las artroplastias totales de rodilla y las precauciones con la cadera después de una artroplastia total de cadera.

En todo el mundo, la cantidad de pacientes que son gordos u obesos va en aumento. Algunos se someten a intervenciones quirúrgicas para bajar de peso antes de la cirugía para reemplazo de una articulación, pero el Dr. Abdel y sus colegas en investigación demostraron recientemente que los pacientes con cirugía bariátrica antes del reemplazo de cadera o de rodilla continúan presentando grandes complicaciones después de la intervención quirúrgica.

Los investigadores revisaron los resultados de las cirugías para reemplazo de cadera y rodilla en personas que primero tuvieron una intervención quirúrgica para bajar de peso. Aquellos pacientes presentaron más complicaciones que los pacientes que solo tuvieron el reemplazo de la articulación, independientemente de si los índices de masa corporal eran altos o bajos. Las complicaciones incluyeron infección e inestabilidad, lo que afectó al éxito de los procedimientos.

«Creemos que puede tener que ver con el sistema bariátrico subyacente del paciente, o sea, con el microbioma intestinal y la variación genética subyacente del huésped. Aunque habían perdido peso, los tejidos blandos y el estado subyacente del colágeno aún mantenían su naturaleza original», señala el Dr. Abdel.

El Dr. Abdel y sus colegas continúan investigando y estudiando tejidos de pacientes desde el momento de la cirugía, con la esperanza de encontrar diferencias en los tejidos a nivel molecular, histológico o celular.

Fuente/Foto: Mayo Clinic

Opinión


330x2801

Últimas Noticias

Deportes