Llevar una vida activa es posible luego de un reemplazo de rodilla

Llevar una vida activa es posible luego de un reemplazo de rodilla

Los componentes de la prótesis generalmente son de metal (aleaciones especiales que no provoquen reacción en el cuerpo), de plástico y de cerámica. El objetivo principal de la cirugía es que sea una sola y única cirugía.

(26/Ene/2022 – web) Panamá.- Hemos escuchado sobre el reemplazo de articulaciones cuando las mismas se encuentran ya muy desgastadas o por otros motivos.  Hoy hablaremos particularmente del reemplazo de rodilla.  “Un reemplazo articular, más técnicamente una artroplastia, es cuando se cambian las superficies articulares dañadas o deterioradas de una articulación por partes artificiales, que en conjunto se llaman ¨la prótesis¨. Involucra cambiar estas superficies, pero manteniendo o mejorando el balance de ligamentos de la articulación. Esto es válido tanto para la rodilla, como para la cadera, la cual operamos con frecuencia, también”, nos indica el Doctor Ariel Saldaña, Ortopeda y Director Médico del Hospital Paitilla.

Los componentes de la prótesis generalmente son de metal (aleaciones especiales que no provoquen reacción en el cuerpo), de plástico y de cerámica. El objetivo principal de la cirugía es que sea una sola y única cirugía. En algunos casos es necesario realizar una cirugía de revisión (significa cambiar una prótesis) y las causas son desgaste del material (es más común cuando se opera a un paciente muy joven), infección o aflojamiento aséptico (sin infección).

La indicación primaria para recomendar esta cirugía a un paciente es dolor. El dolor debe ser constante, impedirle realizar actividades de la vida diaria o que requiera el uso de analgésicos/antiinflamatorios que pueden generar daños en el riñón, hígado y estómago. “Por supuesto que esto va acompañado de un diagnóstico preciso tanto desde el punto de vista clínico como de imágenes. En ocasiones un dolor de rodilla está generado por un daño en un disco lumbar o por una lesión en la cadera.  Hay que descartar otras causas de dolor en la rodilla”.

Tenemos diversos factores que pueden ocasionar el tipo de lesión que requiera la cirugía de reemplazo.  Entre ellos, algunos que no se pueden alterar, como la herencia o enfermedades como la artritis reumatoidea.  Por otro lado, tenemos condiciones que podemos trabajar, como sobrepeso u obesidad, abuso de la articulación (deporte de alto impacto sin precauciones), actividad laboral (pasar agachado mucho tiempo), subir y bajar muchas escaleras.  También existen causas externas como una fractura o trauma que haya sufrido la rodilla años atrás.

Habiendo dicho esto, también tenemos buenas prácticas que todos debemos observar para cuidar nuestras rodillas.  “Mantener un peso adecuado, realizar actividad física sin impacto exagerado, evitar la subida y bajada continua de escaleras o lomas y, sobre todo, si vamos a iniciar una actividad física importante o deporte, ir a consulta para evaluar si existe algún trastorno que no conozcamos y el traumatólogo/médico del deporte pueda diagnosticar y dar recomendaciones para evitar desgastes serios”.

Una vez realizada la operación, inicia ese mismo día o al día siguiente el proceso de recuperación. “La terapia física es fundamental.  El paciente puede tener la mejor cirugía, pero si no realiza la terapia adecuada en el momento indicado, su recuperación puede ser limitada.  Dentro de los cuidados especiales tenemos que los primeros días debe utilizar una andadera para caminar, lo que prontamente irá cambiando por un bastón y luego ningún tipo de apoyo.  El reemplazo de cadera requiere unas precauciones en cuanto a movilidad más estrictos que la rodilla.  La meta es que el paciente pueda flexionar la rodilla a más de 120 grados y extenderla totalmente.  Eso y caminar mucho es lo que esperamos del paciente en su recuperación, sobre todo las primeras 6 semanas”, nos amplía el Doctor Saldaña.

Las expectativas deben estar claras desde antes de la cirugía. La movilidad debe recuperarse a los arcos mencionados, el dolor debe prácticamente desaparecer; ahora, es muy importante reconocer que a la edad que se realizan estas cirugías (generalmente mayores de 60 años), muchas veces el dolor es la suma de varios factores (el desgaste articular, irritaciones de tendones, dolores referidos de cadera o columna, dolores neuropáticos) y se aclara que la cirugía solo va a eliminar el dolor del desgaste articular.  También va a estabilizar la articulación, por lo tanto, el paciente no sentirá que la rodilla le falsea.  En cuanto a las actividades, se pueden hacer todas las de la vida diaria.  Se recomienda evitar muchas actividades de alto impacto ya que van a gastar la prótesis más temprano.  Pero pueden caminar largas distancias, pedalear, nadar, jugar golf, jugar tenis (dobles).

Operar las dos rodillas al mismo tiempo es un tema de controversia.  El paciente debe cumplir una serie de condiciones (edad, no tener muchas comorbilidades) y debe tener claro que las complicaciones son mayores, estadísticamente hablando, que si se opera una sola.  Al final, como todo, es un tema consensuado entre paciente y médico.

Acerca de Hospital Paitilla

Fundado en 1975, el Hospital Paitilla es un hospital privado de atención de tercer nivel, el cual forma parte del Grupo Hospiten. Cuenta con un prestigioso grupo de profesionales en todas las especialidades médicas y más de 600 colaboradores. En la actualidad, ofrece una amplia gama de facilidades hospitalarias y de servicios técnicos, diagnósticos y terapéuticos.  Desarrolló el portal de resultados que permite conocer en línea los datos de los exámenes de laboratorio y radiología y actualmente se encuentra en la primera fase de reforma estructural y tecnológica de su plan maestro.

Vía Plataforma Marketing

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply

Opinión


330x2801

Últimas Noticias

Deportes