Fonoaudiólogos del IPHE realizan conferencia sobre la “Importancia del Movimiento en el Desarrollo del Lenguaje”

Fonoaudiólogos del IPHE realizan conferencia sobre la “Importancia del Movimiento en el Desarrollo del Lenguaje”

A través de la vinculación del movimiento y lenguaje los niños desarrollan múltiples procesos propios de naturaleza sensoriomotora, percepción, y el habla o adquisición del lenguaje como producto final de la integración sensorial previa.

(18/Oct/2020 – web) Panamá.-Como parte de la conmemoración del 53° Aniversario de servicio continuo a favor de los estudiantes con discapacidad y la celebración del “Día del Fonoaudiólogo”, el Departamento de Voz, Audición y Lenguaje del Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), realizó la conferencia virtual denominada “Importancia del Movimiento en el Desarrollo del Lenguaje”.

Durante esta jornada de capacitación desarrollada con la temática “Importancia del Movimiento en el Desarrollo del Lenguaje”, expusieron las licenciadas Claudia Regnault, Terapeuta de Lenguaje, quien trabaja en el Centro de Atención Integral Tú Puedes Volar de Guayaquil, Ecuador y Emperatriz Moros, Terapeuta Ocupacional del Centro Pediátrico Arco Iris de Guayaquil, Ecuador; en dicha conferencia participaron 75 logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas y especialistas en estimulación temprana,

Ambas iniciaron su ponencia de manera conjunta definiendo el concepto “Comunicación”, el cual de acuerdo a Renate Zimmer, significa: “Moverse, volverse activo y aprender algo sobre sí mismos y su entorno espacial y material. Sin embargo, los adultos ven el movimiento como un factor disruptivo en relación con el lenguaje”. Basadas en esa premisa las ponentes de esta capacitación sostienen que a través del movimiento y el juego los niños interactúan con el entorno y adquieren habilidades motoras, personales sociales y cognitivas, ya que al desplazarse pueden explorar, descubrir y vivir experiencias que les hacen desarrollar sus habilidades.

“El movimiento facilita la absorción y el procesamiento de nuevos conocimientos. El movimiento apoya el aprendizaje, activa el propio sistema de recompensa del cuerpo, promueve el estado de alerta y tiene efectos beneficiosos sobre el bienestar y el rendimiento”, comentan ambas especialistas en terapia de lenguaje y terapia ocupacional.
Entre los tipos de movimientos que existen y que benefician el desarrollo de las habilidades de aprendizaje del niño están: movimiento que mueven el cuerpo, objetos, movimientos en los que el niño se mueve con dispositivos fijos, movimientos en los que el niño se mueve con la ayuda de dispositivos. En los niños de 2 a 3 años el desarrollo del movimiento contribuye a adquirir la postura erguida, formas básicas de movimiento, mientras que de los 4 a 6 años hace diferenciación, combinación de sus habilidades motoras y mejora la parte motora gruesa y fina.

A través de la vinculación del movimiento y lenguaje los niños desarrollan múltiples procesos propios de naturaleza sensoriomotora, percepción, y el habla o adquisición del lenguaje como producto final de la integración sensorial previa.

Como parte del análisis en conjunto que las especialistas en terapia ocupacional y terapia de lenguaje concluyen es que la sensibilidad y la articulación kinestésicas articulan la percepción auditiva, por decirlo así: “existe un control interno de los movimientos del habla”, además de que el sistema vestibular también hace una importante contribución al desarrollo de la comprensión verbal y el lenguaje.

Ampliando el análisis, sostienen las dos especialistas en terapia ocupacional y terapia de lenguaje que la “Audición funciona muy de cerca con el sistema de equilibrio: El oído interno, la cóclea, está conectado al aparto vestibular y sus canales semicirculares, que confirman los cambios en nuestra posición espacial. Estos canales semicirculares son receptores sensibles para el ritmo y las vibraciones, por lo que los elementos del lenguaje rítmico también se analizan con la ayuda de este aparato vestibular.

El reconocimiento visual y la diferenciación son importantes para el desarrollo lingüístico, porque el lenguaje está relacionado con los aspectos visuales de objetos como el color y la forma. También es importante para la adquisición de la lectura.
El resultado que se obtiene es que cuanto mayor es el rendimiento motor del niño, mejor es el desempeño, la comprensión de oraciones y memoria de oraciones. Estad especialistas testifican que los niños de 4 a 6 años de edad, obtuvieron peores resultados en las pruebas de desarrollo de lenguaje, también obtuvieron peores resultados en las tareas de motoras y de habilidad motora fina, por tanto, en el cambio de las habilidades motoras fina, se encuentra las correlaciones más significativas con el desarrollo del habla.

Las licenciadas Claudia Regnault, Terapeuta de Lenguaje y Emperatriz Moros, Terapeuta Ocupacional, dicen que como consecuencia se tiene que el niño aprende el idioma por el idioma, sino para poder comunicarse. Para este propósito, tiene disponible dos formas de comunicación, la verbal y la no verbal. Mucho antes de que haya aprendido a hablar, ya se está comunicando. Una vez adquiere el lenguaje verbal los usa como forma de comunicación e intercambio. Pero la forma no verbal también permanece.

Estas dos especialistas en terapia ocupacional y terapia de lenguaje manifiestan que por lo tanto el niño también utiliza el lenguaje para realizar una intención. Quiere hacer que las cosas sucedan con las palabras. Pero antes de eso, las cosas pasan a través de su cuerpo: la pelota, que se pone en movimiento con una patada, le da la sensación de autoeficacia, se ve a sí mismo como el autor de un efecto.

Ambas especialistas concluyeron su ponencia recapitulando que el lenguaje y el movimiento son medios importantes de aprendizaje, expresión y comunicación en los niños. El propósito básico de un desarrollo del lenguaje orientado al movimiento de los niños debe ser crear un ambiente inspirador que fomente la actividad y la acción, en el que se le permita al niño usar su cuerpo, movimiento, lenguaje y voz. Por igual para interactuar con ellos mismos y con los demás. El medio preferido es el juego, que crea momentos de movimiento y habla que contribuyen a expandir el repertorio del lenguaje lingüístico y corporal, así como el repertorio del movimiento.

Fuente/Foto: IPHE

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos estan marcados con *

Cancel reply